La actividad whale watching o avistamiento de cetáceos es una actividad emergente en nuestro país, siendo la zona del Estrecho y más concretamente la población de Tarifa, la localidad pionera en albergar esta forma de actividad ballenera. La actividad de avistamiento de cetáceos se define como “la observación de cetáceos en su hábitat natural desde una plataforma de observación en tierra, mar o aire” y está enmarcada en el ecoturismo, cuyas bases respetan y conservan el recurso objeto de dicha actividad, en este caso los cetáceos, pero que, si no se realiza de forma correcta puede dañar las poblaciones de cetáceos que conviven en estos focos turísticos.

El avistamiento de cetáceos que actualmente se practica en la Costa de Trafalgar se produce fundamentalmente desde embarcaciones, aunque también se puede realizar desde la costa, pues los puntos de avistamiento en el litoral son abundantes y el escenario en el que se encuentran es de una belleza y una calidad ambiental inmejorables.